Hondureños en EEUU rechazan volver a su país por fin del TPS

A escasos días de conocer si el Gobierno de Estados Unidos renueva su Estatus de Protección Temporal (TPS), los hondureños amparados por este beneficio anticipan que sería “devastador” perderlo y no se ven haciendo las maletas para regresar a su país natal.

La comunidad hondureña se ha movilizado en Washington en los últimos meses para pedir una nueva prórroga del alivio migratorio de 12 a 18 meses, aunque prevé que antes de este viernes (4)  el Gobierno del presidente Donald Trump repita la cancelación del programa al igual que hizo en los últimos meses con salvadoreños, haitianos, nicaragüenses y nepalíes.

El gobierno de Honduras, por medio de declaraciones de María Dolores Agüero (foto principal), su Canciller, había manifestado su preocupación el año pasado cuando el gobierno de Trump habló sobre el asunto migratorio y el TPS.

De los 57.000 hondureños que estaban amparados hasta enero pasado sólo 45.081 renovaron en la última extensión de seis meses otorgada en diciembre pasado. Al igual que los demás inmigrantes que perderían el TPS, los hondureños se verían obligados a correr contra el tiempo para regularizar su situación migratoria en Estados Unidos o buscar un tercer país que los acoja, que para muchos de ellos es Canadá, ante su negativa de regresar a su país natal.

Antes de llegar a ese punto, una veintena de senadores demócratas pidió la semana pasada al Gobierno que amplíe el TPS para los hondureños, que expira el próximo 5 de julio, al considerar que el país centroamericano no les puede “garantizar su protección”.

Redacción GDC | Con fuentes externas

guiadelcaribe

Guía del Caribe | Noticias de la región caribeña para la Región Austral